Mes: diciembre 2018

Anita Tijoux: serpiente de fuego

Posted on Actualizado enn

Soy chilena al igual que ella, pero debo reconocer que la primera vez que la escuché fue en un dúo con Julieta Venegas (de la que era y soy muy fan desde mis sweet 25, hoy tengo 42, sorry Ana),  de verdad, no había tanto internet, vivía en el medio del campo del sur de Chile. Lo que recuerdo es escuchar este rapeo entre estas versiones románticas de la Venegas (minuto 1:50 app del vídeo) .

“Tu eres para mi, yo soy para ti”.

Mi sorpresa fue enorme al saber que era chilena. Le daba toda la onda a la canción.

Ana Tijoux fue después de esto, fue un descubrimiento. Y la seguí,   desde la ignorancia . Ojo Spotify…. no existía. Pero qué voz. Una voz que transciende todo. No solo lo musical.

Esa voz se te queda pegada, y en llegada la era de los buscadores, pude saber de esta mujer que a finales de los 90, cantaba con Makiza. Perfecto Makiza, me acuerdo ell@s. Después me entero que esa canción,…. 1977, era de ella. Teníamos una rapera chilena. En un mundo tan masculino en ese entonces -bueno, ahora también- donde a las mujeres lo que se valoraba era cantar baladas como las de Miriam Hernández (Nada contra ella, me las sé todas).

Tanto talento, y ¿por qué tan poca difusión masiva?

Mi siguiente recuerdo es con el tema zorrón en medio de Lollapalooza, (que creo comenzó como concepto desde ese momento) de la cara de nana, que me pateó hasta el asco, me di vergüenza como país y sociedad. Pero cuando escuché su réplica (cito a la radio Cooperativa) solo la pude seguir admirando más:

“En Chile todos tenemos ‘cara de nana’, y no hay problema con eso. Somos todos morenitos, chiquititos, ‘cacharrito de Pomaire’ y es bonito. O sea, no le veo el problema a tener cara de trabajador”, dijo Tijoux.

Al mismo tiempo subrayó que más allá de lo que le dijeron, “me ofende que haya sido tema público, cuando esa misma semana hubo un terremoto en el norte, Martín Larraín había atropellado a alguien. Que esto fuera un tema para la farándula, cuando habían temas de peso, mucho más importantes; eso lo encontraba mucho más violento“.

 

Cuánta verdad en dos párrafos. Soy hija de inmigrantes, mi familia no lleva ningún apellido que encuentres replicado por mil en Chile,ni en el gobierno, porque somos nuevos, porque son menos de 80 años. Mi familia llegó a Chile escapando de una guerra, de persecución. Se conocieron acá porque hacían colonias. Y es lo mismo que ahora. Este es un territorio prestado a los vencedores, como ha sido la historia del mundo completa, no hay que perder el foco, este no es un tema que se defina por fronteras. Va en la naturaleza, en el adn del ser humano, emigrar. A lo que voy, la tierra no es de nadie, es de tod@s.

Al que esté dispuesto a trabajarla, honrarla y cuidarla. Tijoux no es la excepción, no tiene un apellido amerindio. Ni siquiera es el nombre de su padre. Ella adoptó el de la madre, que junto su padre, vivieron en el exilio. Ana nación suelo extranjero; pero estuvo siempre conectada a Chile. Era inmigrante, era extranjera en un país que se supone, no le pertenecía. Quizás eso le dio la fuerza para volver, para luchar, para pelear y sacar la voz. Gracias por eso.

Sigue creando. Sigue siendo chilena. Sigue sacando la voz de los que no alcanzamos a escuchar Leer el resto de esta entrada »

Clarice Lispector: Sólo para mujeres

Posted on Actualizado enn

A propósito de una pregunta de una lectora, volví a leerte Clarice. Me da rabia porque el tiempo no me alcanza y es cada vez mayor todo lo que sé que no sé.

En un posteo anterior publiqué un poema/columna tuya, sin saber dónde se había impreso por primera vez. Y eso me me llevó a explorar, lo que solo me llevó a más frustración. El libro solo existe físicamente, pero no en Chile. No puedo comprarlo en kindle (está en portugués), ni en librerías. Así que me puse a buscar. Y me me volvió a aparecer lo de de  siempre. Un imaginario femenino por conocer. Estudios de magíster, tesis de doctorados sobre tratar de entender a Clarice Lipsector. Lo que es no es fácil.

Y es lo que trato de compartir, porque me encontré con un espacio gigante de interpretaciones (quizás hasta alucinaciones) con respecto a esta mujer a la que, hoy, no puedo escribirle, ni mirarla a los ojos para preguntarle, por qué. 

Por eso me dejaré de reflexiones y dejaré un link, que me pareció un estudio muy bueno sobre ella (me habría gustado eso si lo que los poemas estuvieran traducidos por expertos, portugués no es mi primera ni segunda lengua). Pero sí el análisis es maravilloso. Vale la pena leerlo y darse el tiempo.

Insisto. Hay tanto por saber.

De “SOLO PARA MUJERES” Clarice Lispector.

CONSEJOS

“¿Se puede amar sin admirar. Se puede dar un amor natural, común. Se puede sentir
pena por una persona o atracción física hacia ella y engañarse
pensando que esa reacción es amor. Pero para que
exista el amor real es necesario admirar alguna cosa en él
o en ella. Theodore Reik cree que el «amor sólo es posible
cuando atribuyes un valor más alto al otro que a ti mismo,
cuando ves en ella o en él una personalidad que, por lo
menos en algún sentido, es superior a la tuya».

¿A quién debes imitar?

Ésa es la cuestión: debes imitarte a ti misma. Es decir: tu
trabajo es descubrir en tu propio rostro la mujer que serías
si fueses más atractiva, más personal, más inconfundible.
Cuando «creas» tu rostro, teniéndote a ti misma como base,
tu alegría es la de un descubrimiento, la de una revelación.

Un link de estudio de doctorado  precioso sobre Clarice va acá: 

http://d-scholarship.pitt.edu/10221/1/Canedo_Alejandra_ETD.pdf

Ps: sin saberlo era tu natalicio, quiero pensar que me llamaste.

Sylvia Plath: Espejo

Posted on Actualizado enn

“Es  plateado y exacto. No tengo prejuicios.
Todo lo que que veo lo trago de inmediato
tal como es, sin que me empañen ni el amor ni el disgusto.
No soy cruel, soy sincero,
el ojo de un pequeño dios de cuatro ángulos.
La mayor parte del tiempo la paso meditando sobre la pared de enfrente.
Es rosada, con manchas. Tanto la miré que
me parece que ya forma parte de mi corazón. Aunque con intermitencias.
Las caras y la oscuridad nos separan una y otra vez.”

Ahora soy un lago. Una mujer se inclina sobre mi,
buscando en mi extensión su verdadero ser.
Después se vuelve hacia esas mentirosas, las velas o la luna.
Veo su espalda y la reflejo fielmente.
Ella me recompensa con lágrimas y agitando las manos.
Soy importante para ella. Ella viene y va.
Es su cara, cada mañana, la que reemplaza la oscuridad.
En mi, ella ahogó a una muchacha, y en mí, una vieja
se alza hacia ella día tras día, como un pez terrible”

Sylvia Plath fue tan gloriosa para transmitir sus emociones desde su realidad que cuesta encontrar alguna mujer capaz de hacerlo a través de la poesía antes que ella. Nació el 32, y ya el 40, cuando muere su padre, había publicado su primer poema con solo 8 años.

Dicen que la muerte de su padre (fiel creyente en su talento y profesor universitario) la marcó para experimentar una vida de contradicciones y de inestabilidad que la llevaron a consumar (luego de varios intentos) su muerte. Hoy los expertos señalan que la escritora sufría de bipolaridad, algo que con los fármacos actuales puede tratarse de mejor manera y en dicha época no se lograba diagnosticar. La verdad no sé si era eso, o solo -como muchas- sentía que no encajabas en ningún rol que la sociedad te demandaba en ésa época. No olvidemos que Sylvia Plath obtuvo una beca Fulbright (que permite estudiar o colaborar en universidades extranjeras), por lo que fue a la Universidad de Cambridge, a diferencia de de sus antecesoras que tuvieron que esconderse detrás de su talento.

Leer el resto de esta entrada »