Columna

María José Arévalo (Majo), vistelacalle.com

Posted on Actualizado enn

El tema de la moda es un tema del que, debo reconocer, no sé mucho. Más bien casi nada. Más allá de saber combinar algunos colores  y  tener cierta noción de lo que puede o no armonizar con el cuerpo con que me levanto todos lo días, tengo una deuda histórica con esta parte del todo ese  que llamamos “femenino”.  Sin embargo, tengo una grado de admiración por esas personas capaces de encontrar 4 prendas perdidas y armar un outfit completamnete ondero. El “estilo” es algo que me seduce mucho más que lo que puede una industria determinar como correcto o no.

María José Arevalo, más conocida como Majo, hace ya muchos años, fijó su mirada en la calle, buscando a los dueños de ese don, que pueden mezclar cualquier cosa que encontramos en un mall, con algo heredado de una tía, y crear un concepto moderno y nuevo. Este concepto, más bien relacionado con una  antimoda, o una forma personal de llevar y comunicar la moda, me parece muchísimo más interesante.

Sicóloga de profesión, Majo integró dichas herramientas, con su interés por las tendencias y experiencia como Elite model y  se transformó en una coolhunter. Cámara en mano, recorría las calles de Santiago, sacando fotos, y preguntando cómo había llegado al look, para luego publicarlo en la web.  Así nació el blog vistelacalle, del cual María José es Directora y fundadora.

Busco la compenetración del look con la persona. Es súper difícil de explicar, porque es instintivo. Puedo ver alguien muy bien vestida, con un look increíble, pero si noto que está incómoda con la ropa, si siento que no es ella, no me llama la atención. Uno, en dos minutos de conversación, se da cuenta si están vestidos así porque es parte de su personalidad o si es para llamar la atención.” Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Luz Espinosa @magdaduduls

Posted on Actualizado enn

el-orgasmo-femenino1

A esta bloguera, escritora y editora de la página Cultura Colectiva, la sigo hace poco más de 6 meses. Este posteo, me recordó que muchos de mis conocidos, me incentivaron a escribir de sexo. Definitivamente, este texto, es un buen comienzo para abrir el tema.

El Camino hacia el Orgasmo Femenino                por Luz Espinosa

El orgasmo es el gran comedor de palabras. Sólo permite el gemido, el aullido, la expresión infrahumana, pero no la palabra. –Valerie

Ninguna obra literaria de la India clásica ha tenido la suerte, en Occidente, como el Kamasutra, el libro de arte erótico escrito e ilustrado por Mallanaga Vatsyayana en el siglo III d. C., el que no sólo expone posiciones sexuales, explora las relaciones, en general, entre hombres y mujeres. Allá, en la India, desde el inicio de su historia las mujeres no son más que la prolongación de un hombre, del que dependen siempre y al que siguen en su destino incluso en el más allá. Generalmente consideradas seres peligrosos a impuros, la ortodoxia las excluye del aprendizaje de la ciencia sagrada y de participar en el rito védico, asimilándolas a los estratos más bajos, serviles, de la colectividad. Leer el resto de esta entrada »

Julia Navarro

Posted on Actualizado enn

images (1)

La Julia Navarro es una de mis escritoras favoritas. Española, periodista e historiadora, me conquistó con su libro “Dime quien Soy”, una novela que recorre el siglo XX completo con ojos de mujer. Se la recomiendo a todos quienes gusten de la historia bien contada.Navegando por ahí, encontré estas columnas en www.mujerhoy.com, escritas por ella. Les dejo  “Malos Modales”

No es que me esté volviendo cascarrabias, pero cada día hay más gente que hace gala de los peores modales. Pruebe usted a subir en un ascensor. Diga: “Buenos días”. Lo normal es que nadie le responda. O fíjese en lo que sucede si, en un autobús, una persona mayor se agarra a donde puede para no caerse, sin que los que están sentados se den por aludidos mientras miran al infinito, absortos, para no tener que levantarse. No hace mucho, asistí a una escena así. Yo estaba de pie y no podía hacer nada, pero ninguno de los que iban sentados se dio por aludido… hasta que, desde el fondo, una señora con acento sudamericano invitó a la anciana a ocupar su asiento. Quiero creer que, de vez en cuando, esto pasa.

Leer el resto de esta entrada »