Grabados

100 años teñidos de Violeta

Posted on Actualizado enn

Hoy -4 de octubre de 2017- Violeta ha pasado a vivir más de un siglo. Es probable que a nosotros más que a ella, nos gustaría que volviera a los 17. Fue a esa edad, luego de dejar sus estudios, que decidió acompañar a sus hermanos para trabajar en boliches cantando boleros, rancheras entre otros estilos. Ese talento dormido, comienza a expanderse nutrido de vivencias y aprendizajes que pronto se verán plasmados en sus primeras canciones.

“Lo que puede el sentimiento
No lo ha podido el saber
Ni el mas claro proceder
Ni el más ancho pensamiento” (Volver a los diecisiete)

Hoy Violeta es transversal. Transversal a edades, límites geográficos o política. Todos los chilenos -arrogantemente- nos creemos un poco dueños de su imagen y palabras. Todos la cantamos, o más bien, tarareamos desde pequeños en cuecas, poesías y canciones. Sin embargo, Violeta siempre fue muy directa y clara en convicciones. En su mensaje. En todo su arte. Pero Violeta, siempre Violeta, nos habla a todos. Y rescata ese mundo privado, quizás  más visible a los ojos de mujer, de ese Chile olvidado.

“Afirmo señor ministro, que se murió la verdad,
Hoy día se jura el falso, por puro gusto no más,
Engañan al inocente, sin ni una necesidad,
Y arriba la libertad” (Yo canto a la Diferencia)

Violeta conoce Chile muchos más de lo que muchos llegaremos a conocerlo, no solo porque nada podía esconderse de su mirada, sino porque junto a sus hijos, recorrió el país entero en circos populares. Impulsada por su hermano Nicanor comienza a rescatar, recopilar e investigar la auténtica música folclórica chilena. Tenía 35 años. No sé si es mucho o poco.

“Soy la triste lavandera
que va a lavar su ilusión,
el amor es una mancha
que no sale sin dolor.” (La Lavandera)

Sus canciones, la hacen popular no solo en Chile. Al cabo de un año de grabar la primera, viaja invitada a un festival en Varsovia. Luego se traslada a París donde hace nuevas canciones,  presentaciones y se hace re-conocida. Tanto que decide quedarse por dos años. Mientras tanto, muere su hija Rosita en Santiago. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Yayoi Kusama: Obsesión Infinita 

Posted on Actualizado enn

Está ahí, en Riesco con Rosario Norte (y yo soy huasita de provincia así que es fácil de llegar). Invito a todos los que les gusta   la luz, el color, el juego, pero por sobre todo la experiencia, a ir a ese spot en Santiago. Allí se encontraran con Yayaoi y su obsesión, que ya lleva más de 70 años vigente. Hoy somos unos privilegiados de poder vivir esta experiencia en Chile, que es gratuita gracias a Corpartes.

Ahora metiéndome de lleno en ella. Mujer compleja. Japonesa post segunda guerra. La exposición grafica su camino -desde un comienzo irreverente- pero inseguro,  hacia uno rupturista, para llegar a encontrarse con su popio ser y liberar la obsesión que acumula, pero por sobre todo, en materializar el infinito. Solo el formato de sus obras a través del tiempo grafican como nada pareciera poder contener su creatividad. Viajar a través de su obra es una experiencia íntima. Inexplicable pues creo que solo toma forma y valor para quien la observa, la vive y la adquiere como propia.  Me quedo con redes infinitas: Óleo y tela, solo matizados por infinitas conexiones que hacen sentido a quienes observan de frente, en vivo, solo en blanco y ausente de figuras, pero completa de una inmensa paz.

Rosario Norte 660 (-1) a las 9:30 entregan las entradas que comienzan a las 10. Vayan temprano pues creanme… van a querer tener las salas solo para ustedes. Hasta el 7 de junio. IMPERDIBLE.

La Musa: Delia Del Carril

Posted on Actualizado enn

Un arado entre dos espigas de oro con la leyenda perfilada en letras de Plata: “SURCO DE MI ARADO, ORO COSECHADO”, lleva el antiguo Escudo de Armas de la familia Del Carril. Oriunda de la romántica Galicia, se radica en San Juan, Argentina, a mediados del siglo XVIII. El V señor, don Víctor del Carril Domínquez, abogado, Diputado Nacional y Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, casa con doña Julia lrraeta lturriaga. Llegan 14 hijos. María Delia, quinta en este número, nace en Saladillo el 27 de septiembre de 1885. (Carlos Calvo: Nobiliario del Antiguo Virreinato del Río de la Plata. Buenos Aires. Librería y Ed. La Facultad, 1941). En la “Hacienda Polvaredas” transcurre la infancia de esta niña que tenía la facultad de abrir los ojos verdemente a las enormes praderas desgranadas de caballos, imagen que fija para siempre. lnstitutrices extranjeras de grandes sombreros, profesores, choferes, cocineros franceses, viajes en barco con vaca a bordo para la leche fresca de los niños; veraneos en Biarritz o San Sebastián, ocupando todo un piso del hotel, y una mansión en Buenos Aires, Santa Fe Nº 3137, son el transcurrir de los Del Carril.                     Leer el resto de esta entrada »