Elvira Sastre

La idea de escribir de Elvira Sastre partió como una necesidad de reparar un error de un post anterior. Generalmente cuando hago alguna mini referencia o escribo algo de alguna autora, suelo añadir junto con su la imagen de ella, una foto con alguna cita que me guste. Cuando se me ocurrió googlear “frases de Clarice Lispector” me apareció la siguiente:

“He querido tanto que me he olvidado. He olvidado tanto que me he dejado de querer. Pero he muerto tantas veces que ahora sé resucitar.”

Sin revisarlo, la subí, junto a la multicolor imagen alada de la Lispector. Una lectora –Myriam- a la que aprovecho de agradecer nuevamente el comentario, me señaló que no encontraba el libro de dicha cita de la Lispector y que solo le hacía referencia a una escritora española, Elvira Sastre, de quién hasta ese día yo no había escuchado ni menos leído palabra. Me prometí a misma, que como mínimo investigaría sobre ella a modo de reparar dicho error por no corroborar la fuente de la imagen.

Así partió mi relación literaria con la Sastre. Y cada cosa que leo de ella abre mil puertas y miles de caminos hacia muchas emociones que se encontraban dormidas o inactivas, o juegan con mi empatía, la nostalgia y, por supuesto, la melancolía. Otras me son desconocidas, pero sin embargo, llaman a recorrerse pues lo que me produce esta escritora es una profunda admiración en la sutil sabiduría detrás de sus palabras, que sorprende al darse cuenta que esta segoviana tiene solo 23 años. Su corta edad se refleja cuando lees en su biografía que a los quince años en vez de tener la cabeza en novios y vestidos, abría su primer blog “Relocos y Recuerdos” que mantiene activo hasta hoy. No sé ustedes, pero a esa edad mi principal prioridad era saber si me dejarían ir a la fiesta el siguiente fin de semana y esperar al lado del teléfono fijo para ver si por telepatía lograba la tan ansiada llamada del pololo de turno. Vaya loop generacional, me haré una friega con la cedula de identidad al terminar de escribir este post. Pero eso solo confirma la magia de lo infinito en la poesía.

En sus palabras se agradece la honestidad, a tiempos brutal y gráfica, a otros adolescente y mimosa. Esa complejidad presente siempre en la verdad que solo aparece cuando l@s grandes escritor@s son capaces de liberarse de soberbia y el pudor para dejar expuestos sus sentimientos y tocarte solo con textos. Ha publicado los poemarios “Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo”, “Baluarte” y “Tú la Acuarela/Yo la Lírica”, este último en conjunto con las acuarelas de Adriana Moragues con maravillosas ilustraciones. Como sucede muchas veces, el arte es capaz de manifestarse de muchas formas en una sola persona y además de escribir, Elvira también canta y es traductora. Actualmente se encuentra preparando su primera novela, y aunque no se encuentre publicada en Latinoamérica (al menos en Chile) esperamos pronto tener noticias de ella. Por el momento, dios y el diablo cuiden de Internet que me permiten compartir parte de sus palabras.

Si quieren saber más de ella pueden visitar su página web: www.elvirasastre.net o una reciente entrevista que ruin magazine  realizó acerca de ella, http://ruinmag.in/literatura/la-poesia-del-sobrevivir-de-elvira-sastre/. Por supuesto, la encuentras en las redes sociales también.

YO NO QUIERO SER RECUERDO

A la mierda
el conformismo:

yo no quiero
ser recuerdo.
Quiero ser tu amor imposible,
tu dolor no correspondido,
tu musa más puta,
el nombre que escribas en todas las camas
que no sean la mía,
quien maldigas en tus insomnios
quien ames con esa rabia que solo da el odio.

Yo no quiero
que me digas que mueres por mí,
quiero hacerte vivir de amor,
sobre todo cuando llores,
que es cuando más viva eres.

Yo no quiero
que tu mundo se dé la vuelta
cada vez que yo me marche,
quiero que darte la espalda
solo signifique
libertad
para
tus
instintos
más
primarios.

Yo no quiero
quitarte las penas y condenarte,
quiero ser la única
de la que dependa
tu tristeza
porque esa sería
la manera más egoísta y valiente
de cuidar de ti.

Yo no quiero hacerte daño,
quiero llenar
tu cuerpo de heridas
para poder lamerte después,
y que no te cures
para que no te escueza.

Yo no quiero
dejar huella en tu vida,
quiero ser tu camino,
quiero que te pierdas,
que te salgas,
que te rebeles,
que vayas a contracorriente,
que no me elijas,
pero que siempre regreses a mí para encontrarte.

Yo no quiero prometerte,
quiero darte
sin compromisos ni pactos,
ponerte en la palma de la mano
el deseo que caiga de tu boca
sin espera,
ser tu aquí y ahora.

Yo no quiero
que me eches de menos,
quiero que me pienses tanto
que no sepas lo que es tenerme ausente.

Yo no quiero ser tuya
ni que tú seas mía,
quiero que pudiendo ser con cualquiera
nos resulte más fácil ser con nosotras.

Yo no quiero
quitarte el frío,
quiero darte motivos para que cuando lo tengas
pienses en mi cara
y se te llene el pelo de flores.

Yo no quiero
viernes por la noche,
quiero llenarte la semana entera de domingos
y que pienses que todos los días
son fiesta
y están de oferta para ti.

Yo no quiero
tener que estar a tu lado
para no faltarte,
quiero que cuando creas que no tienes nada
te dejes caer,
y notes mis manos en tu espalda
sujetando los precipicios que te acechen,
y te pongas de pie sobre los míos
para bailar de puntillas en el cementerio
y reírnos juntas de la muerte.

Yo no quiero
que me necesites,
quiero que cuentes conmigo
hasta el infinito
y que el más allá
una tu casa y la mía.

Yo no quiero
hacerte feliz,
quiero darte mis lágrimas
cuando quieras llorar
y hacerlo contigo,
regalarte un espejo
cuando pidas un motivo para sonreír,
adelantarme al estallido de tus carcajadas
cuando la risa invada tu pecho,
invadirlo yo
cuando la pena atore tus ojos.

Yo no quiero
que no me tengas miedo,
quiero amar a tus monstruos
para conseguir que ninguno
lleve mi nombre.

Yo no quiero
que sueñes conmigo,
quiero que me soples
y me cumplas.

Yo no quiero hacerte el amor,
quiero deshacerte el desamor.

Yo no quiero ser recuerdo,
mi amor,
quiero que me mires
y adivines el futuro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s