La ridícula idea de no volver a verte

Aprovechando que muchos me preguntan por buenos libros, quiero escribir sobre el último que se fue al fondo de mi cajonera, en espera del siguiente afortunado que lo tenga en sus manos. “La Ridícula Idea de No Volver a Verte” llamó mi vista en los estantes de la librería primero por esa mujer que parece volar con la vista fija al infinito . Al acercarme y leer el título, no dejé de preguntarme, porqué ridícula y no insoportable?. Al ver que lo escribía la Rosa Montero, no demoré mucho en tenerlo en mi casa.

No abundan los libros sobre la vida. Tampoco los dedicados a estudiar el amor (no son más de 7). Cuántos habrán dedicados a cómo lograr el éxito, me pregunto. Tampoco los que arriesgan formas en un mundo tan acartonado en el que todo debe transcurrir por estancos, por cajones, por géneros. Y mientras el mundo literario se ocupa en clasificar esas formas, la vida pasa por otra parte. 

Pensé encontrarme con una de esas historias tortuosas de amores imposibles, sin embargo, me encontré con una mágica novela inclasificable, llena de citas, cartas, e imágenes, donde a partir de un diario de vida que Madame Curie comenzó a escribir después de la muerte de Pierre (su marido), Rosa Montero hila con retazos autobiográficos cómo a través de la biografía de la científica pudo leer su propia experiencia con la muerte de su compañero por más de 20 años. Pero va mucho más allá de la autobiografía para hablarnos, entre otras cosas, de las ganas  que sentimos los humanos de dilatar la experiencia de la vida para incluso hacer revivir a nuestros muertos en nuestra propia existencia, y de la suerte de quienes hemos conocido el amor, “eso que consiste en encontrar a alguien con quien compartir tus rarezas” (qué frase notable, Rosa).

Descubrir la humanidad de esta gran científica polaca no dejó de sorprenderme. De cómo a pesar de buscar desde niña #HonraralosPadres (es un libro lleno de hashtags), pudo vencer una sociedad machista de fines de siglo XIX , dedicarse al estudio y las ciencias, buscando siempre la excelencia.  Unida tras la pasión por la física y el radio, en una amor que parecía sacado de contexto histórico por la admiración que profesaba Pierre a Marie. Un amor, que Rosa, deja entrever  con muchos textos escritos desde la propia mano de la Curie, como mucho más que científico. Madame Curie, es además, una de las tres personas en ganar dos Nobel (El de Física con Pierre, y el de Química por su cuenta), y también una de las dos mujeres en hacerlo en física (la otra fue su hija Irene, vaya genes!).   Marie fue mucho más allá después de Pierre, incluso encontrando el amor en un equivocado (y casado) Langevin, que casi le cuesta el segundo Nobel, por el escándalo periodístico suscitado. 

Muchas imágenes me siguen rondando del libro: la idea de esta intimidad perdida, única, irrecuperable e irrepetible, construida con tiempo, palabras, silencios y lágrimas. La Curie, paseando por semanas, con la ropa ensangrentada de su amor, negándose a abandonar ese pequeño pedazo de tela que aún la une a él. Esa avalancha que es la muerte y  elimina de golpe #LaIntimidad como si fuera posible reconstruirla. La idea de nunca saber cuándo será la última vez que comeremos chocolate, nos tomaremos de la mano, o haremos el amor con la persona que más amamos. Sobre estas bases, Montero da vueltas alrededor de conceptos como la soledad y el duelo para contarnos que finalmente la recuperación es algo que no se consigue nunca, porque, afirma, en el fondo, sólo podremos lograr nuestra propia “reinvención”, el único objetivo alcanzable. Sin embargo, nos recuerda cómo la experiencia más dramática puede acabar convertida en luz, una vez que se hace arte, en esta ocasión, literatura.

Y que la idea de la muerte, no calza con lo insoportable, la sola idea de perder al que amas para siempre, no puede ser sino ridículo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s