Fearless girl

Fearless-Girl

Fearless Girl (Niña sin miedo), es una de las campañas más inspiradoras y con mayor repercusión de los últimos tiempos. Fearless Girl apareció justo antes del día de la mujer de este año, el 7 de Marzo del 2017, y fue concebida por un par de badasses: Tali Gumbiner, copywriter senior, y Lizzie Wilson, Directora de Arte senior, ambas de McCann NY.

La primera especialidad que tuve fue en Marketing y su mensaje me sobrecogió y dio sentido a muchas de las teorías que uno aprende en libros- de l@s que hemos estado ligados a las comunicaciones de alguna forma- pero esta, en lo particular, tenía un sentido personal, comunitario… no comercial.

Esta Niña, de ojos bien abiertos, mentón en alto, labios cerrados y brazos en la cintura que esperan desafiantes, representa un futuro móvil, que va creciendo. Hoy es una niña, pero en unos años más será una mujer. Su paso no es algo inerte, pues el viento moldea su pelo y su vestimenta. Ella está avanzando. Pero sabe que ya no necesita gritar -por algo sus labios están cerrados- ni siquiera levantar el puño como provocación. Su mera presencia, llena de valentía y ganas son suficientes para enfrentarse a este mundo masculino. Le basta ser ella, tal como ha sido para los hombres desde hace infinitos años atrás.

Fearless girl no trata de esconder su femenidad. La lleva con orgullo en una falda corta. Una cola de caballo, moño o coleta. Ni si quiera es una mujer, es una niña. Y no existe un ápice de agresividad, menos de sexualidad, sino de expectación frente a este toro cuatro veces su tamaño, que ha representado por casi un siglo el poderío económico y masculino del dentro de Nueva York.

fearless

Este toro que en medio de los adoquines de Wall Street, ha sido símbolo del capitalismo, y muy probablemente, sin saberlo del patriarcado. Sus testículos relucientes del color oro de todo lo que han sido tocados en sinónimo de prosperidad económica, son una clara señal. Pero quedó mirando de medio lado a la niña, como sin saber qué hacer. Y representan la postura de tantos hombres hoy que no se atreven a preguntar o hacer algo más. Tienen el poder, pero lo esquivan.

Entiendo que Fearless Girl fue -solo- una campaña- que debe haber costado unos cuantos millones de dólares para emplazarla ahí. Pero creo que su valor cultural, traspasó el económico y nunca entendí el retiro de su escultura, siendo que sumaba muchísimo a la la coyuntura actual. Si fuera el municipio de NY, me traería más turistas -para mi fue una desilusión no encontrarla, el toro me importaba literalmente, un huevo, ni siquiera loa dos que ni toqué. Y si fuese la agencia creadora, mi nombre queda plasmado en una de las principales aceras de una de las ciudades mas visitadas del planeta. Qué mundo es este donde claramente decisiones así, no pasan por mujeres, sino por paneles de hombres. Realmente no están sabiendo empatizar, ni leer sobre la mitad de la población que creen que hoy los seguirán rumiantes, y es cierto -las mujeres hemos hecho por siglos como que no importara- pero, hemos luchando y por eso, hemos logrado estudiar, leer, ver, opinar y ser escuchadas. Nos criamos desde la Otredad, ser diferentes no nos da miedo, nos valentona.

Cual Fearless Girl. Estoy esperando que vuelvas a aparecer. En ti te veo mi, a mi hermana, a mi sobrina, a mi madre y mis abuelas, a cuántas amigas. Todas fuimos esas niñas, mirando de frente y sin miedo. Porque nis quiera sabíamos que teníamos que sentirlo.

Eres una niñas. Pero, te comiste al toro, y ese es el gran motivo por el que no estás. sé que vuelves.