accountability

Opinión: Nuestra propia responsabilidad

Posted on

Si hay algo que mantiene mi motor andando es la incapacidad que tenemos de ver cuán actual es la temática sobre la presencia de la mujer en ámbitos públicos. Siempre existió, pero también siempre fue la excepción, así lo consigna la historia que conocemos. Y lo sigue siendo.

Visibilizar logros, propuestas, casos, investigaciones realizadas por mujeres, permiten romper con una barrerra que quizás no tiene metáfora aún -como el techo de cristal- pero que yo llamo “el Club de Toby”.

Al no poder estar presentes en paridad en la toma de decisiones, no podemos analizar ni menos contribuir con nuestra perspectiva o soluciones en muchas de las conversaciones que se dan en equipos de trabajo.

Es por eso que no basta con declarar, es hora de hacer, y be accountable (que pongo en inglés no por siutiqiería, sino porque no significa simplemente hacerse reponsable) desde cómo nos expresamos acerca del tema o qué equipos formamos, en base a qué lo hacemos y preguntarnos si de verdad, puede haber sido la mejor decisión.

Hay mucho por avanzar y esto es una invitación. A examinar prejuicios y conductas normalizadas. A creernos falibles y sijetos de aprendizaje, cualquiera sea tu género. Y a ser una sociedad construida por tod@s y para tod@s.