ana gonzalez

La Pasionaria: Ana González

Posted on Actualizado enn

Faltaba menos de una semana para que naciera. Al menos yo, figuraba tranquila en el vientre de mi mamá, primeriza, quien me dio a luz -no sin pelea- un  5 de mayo de 1976. En mi historia personal, el año 76 es mi año de nacimiento, el año del dragón de fuego y que mis hijos y marido conocen como el Everton campeón. Circunstancias que parecen las historias que a uno le cuentan cuando ni siquiera tiene noción sobre qué significa existir.

Una semana antes, una mujer como cualquiera de nosotras, escuchó llantos desde la calle. Pensó que era un niño perdido y salió a ver si podía ayudar. Era su nieto. Lo encontró desorientado y le  dijo, en palabras de niño, que alguien se había llevado a su mamá (embarazada), papá y tío. Su esposo, desesperado, sale a primera hora el día después para averiguar qué pasó. Así como ellos, nunca más regresó. Ana, nunca más escuchó sus voces, los miró a los ojos ni los acarició. Nunca más supo ni siquiera donde estaban.

De estas historias  nunca supe cuando era niña (y dudo que fuera la única, no había prensa libre). De adolescente y con más libertad, comencé a leer. Somos muchos los que quedamos atrapados en una generación que vivió esta fractura sin entender la dicotomía de un país que salía de la pobreza donde se moría de hambre, pero a un costo que será imposible jamás de dimensionar. Porque no es comparable. porque la historia y los datos nunca pueden medirse desde una sola vara.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios