BLOGS

Te extraño: André Guayasamin @andreguayasamin

Posted on Actualizado enn

rubens 011
Te extraño.
Y extraño el roce de tus labios sobre los míos,
Extraño tu mirada, tus ganas y tus ansias,
Tus miedos por la mañana y tus ilusiones por la noche.
Extraño tu silueta sobre mi cama,
Y como mis dedos inquietos quieren recorrer tu cuerpo.
Extraño la forma de tus ojos cuando me miran
Y el calor de tu cuerpo cuando me siente.

Te necesito.
Y necesito besarte, abrazarte, tocarte,
Necesito sentir tu sudor, tu corazón agitado y tus pensamientos locos.
Y no hablo sólo de sexo,
Hablo de necesitar tu presencia, tu olor, tu respiración,
Hablo de necesitarte cómo se necesita el aire,
Cómo se necesita el agua,
Cómo te necesito yo a ti.

Te quiero.
Y quiero calentarte el alma,
Abrigarte el corazón,
Quiero llenar de mi más puro amor.
Quiero ser trovadora de nuestra historia,
Y testigo de tus éxitos y fracasos.
Quiero ser parte de tus sueños
Y compartirte los míos.

Y no te hablo de cualquier amor,
O de cualquier sueño,
Te hablo de darte amor del bueno,
Y de sueños con las suficientes alas para volar alto.

André es ecuatoriana. Su nombre completo es André Montenegro Guayasamin. Se describe en 140 caracteres como periodista por vocación, soñadora de profesión, trovadora en formación que fantasea con sus historias que algún día se harán realidad.

Puedes leer más de ella en http://nochesdelunachurona.blogspot.com/

Anuncios

Luz Espinosa @magdaduduls

Posted on Actualizado enn

el-orgasmo-femenino1

A esta bloguera, escritora y editora de la página Cultura Colectiva, la sigo hace poco más de 6 meses. Este posteo, me recordó que muchos de mis conocidos, me incentivaron a escribir de sexo. Definitivamente, este texto, es un buen comienzo para abrir el tema.

El Camino hacia el Orgasmo Femenino                por Luz Espinosa

El orgasmo es el gran comedor de palabras. Sólo permite el gemido, el aullido, la expresión infrahumana, pero no la palabra. –Valerie

Ninguna obra literaria de la India clásica ha tenido la suerte, en Occidente, como el Kamasutra, el libro de arte erótico escrito e ilustrado por Mallanaga Vatsyayana en el siglo III d. C., el que no sólo expone posiciones sexuales, explora las relaciones, en general, entre hombres y mujeres. Allá, en la India, desde el inicio de su historia las mujeres no son más que la prolongación de un hombre, del que dependen siempre y al que siguen en su destino incluso en el más allá. Generalmente consideradas seres peligrosos a impuros, la ortodoxia las excluye del aprendizaje de la ciencia sagrada y de participar en el rito védico, asimilándolas a los estratos más bajos, serviles, de la colectividad. Leer el resto de esta entrada »