Gioconda Belli

11 de Abril: Cristóbal

Posted on Actualizado enn

56605037_10157301499561165_3223060552611790848_n

Éste es un post personal. Además, es un robo a mano armada de una de mis dos escritoras favoritas del mundo mundial (sorry Rosa, pero vienes de otro continente).

Decidí postear esto, a pesar de haberme prometido que en redes no contaría nada íntimo de este contador de chistes fomes. Pero, su sonrisa amplia, su madurez a sus 14 y cómo me enseña ser mejor persona todos los días,  merece un espacio, en este pequeño lugar que nadie lee, pero que yo sé que existe y en algún momento será importante para alguien. Aunque sea a mi bisnieta buscando su historia.

Yo no sé cómo el resto del mundo no entiende la relevancia, o lo que significa saber de dónde vienes de primera persona. Escuchar a tu abuela a los 30, 40. Saber lo que sentían, cómo cambiaron, preguntarles por qué, qué vivieron, sintieron o amaron. Tienes el mundo expuesto a leerte, pero cuando alguien te busca y le importas, aunque no seas famosa, aunque no hayas creado la cura del cáncer o descifrado cómo lograr que no cuidemos más como humanidad, te va a conocer. Y será a través de palabras que no importa el tiempo, te conectarás.

Este post, de este blog dedicado en su mayoría mujeres, es tuyo, mi primer pollo. ¿y por qué?Porque las palabras de una de las mujeres que leo permanentemente escribió, me recordó a ti y yo lo adapté.

Se viene otro 11 de abril… (YA PASÓ, LO SÉ)

“Quiero escribir un niño
con grandes ojos como semillas,
pelo color maíz,
dulce sonrisa de níspero.
Quiero escribir un niño,
hacerlo con palabras,
en el idioma de su placenta hecha de mar,
de viento,
de fresias olorosas.
Quiero escribir un azul y amarillo niño poeta,
un trigueño cantor que inunde el mundo con sonrisas,
niño mesías del mensaje vital de la naturaleza
que sea abril eterno, floreciente
en una tierra nueva,
de juguete…” (adaptación, G.Belli)

Hace 14 años no solo naciste, sino que comenzó mi vida como mamá y comenzaste a crecer fuera de mi.

Desde ahí te acompaña siempre una sonrisa honesta, sencilla y aún inocente. También unas piernas, corazón y cabeza privilegiados, que te han llevado -con trabajo y responsabilidad- a brillar donde estés.

Mantén siempre tu humildad. Que tus sueños y logros queden para ti. Los que te queremos los celebramos con el corazón a tu lado.

Trabaja tus talentos y sigue creciendo, aprendiendo y mejorando para ser la mejor versión de ti mismo, esa versión que te haga muy feliz.

PS: GRACIAS GIOCONDA

Identidad

Posted on Actualizado enn

16519305037_4bdd621142_z
“Qué haré con mi castillo de fantasmas,
las estrellas fugaces que me cercan
mientras el sol deslumbra
y no puedo mirar más que su disco
—redondo y amarillo—
la estela de su oro lamiéndome las manos,
surcándome las noches,
desviviéndome,
haciéndome desastres…
Me entregaré a los huracanes
para pasar de lejos por esa luz ardiendo.
Estoy muriéndome de frío.”(Gioconda Belli, fragmento del poema Nostalgia)

 

El tiempo a veces se diluye cuando se pierde la capacidad de diferenciar un día de otro. Este tiempo me ha pasado un poco eso.
No logro saber bien que hice las últimas semanas, ni incluso recordar cuando fue el último momento de soledad.

Creo que he contado cómo aprecio ese cuarto propio -como diría Virginia. Mi problema es que ese cuarto no existe físicamente, pero debo arreglármelas para construirlo en mi interior.Hoy está medio abandonado y le falta aire fresco. Adentro, se encuentra todo con el desorden propio de quien ha olvidado que existe. Lleno de cosas, pero cubiertas por una capa de polvo que solo demuestra que nadie les ha prestado atención hace mucho.

Muchas veces me he preocupado y he intentado abrir esa puerta y revisarlo, pero siempre alguien llama, alguien necesita algo o la rutina  -pésima amiga y consejera- me duerme la voluntad y el corazón.

Leer el resto de esta entrada »

Hermosura de la Dialéctica: Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

Agnes Cecile (18)

A propósito del día, el mes, el año y la vida de la mujer, me re-encontré, siguiendo a Gioconda Belli, con una fotografía maravillosa de una mujer en marcha del 8 de Marzo en Uruguay. Ella sostenía un letrero con once palabras: Soy la mujer que piensa. Algún día mis ojos encenderán luciérnagas. Y como un ventanal que ilumina lo escondido, llegó aquél poema leído hace tantos años, y en un viaje, me invitó a recorrer el íntimo femenino.

Hermosura de la dialéctica

Estoy viva
como fruta madura
dueña ya de inviernos y veranos,
abuela de los pájaros,
tejedora del viento navegante.

No se ha educado aún mi corazón
y, niña, tiemblo en los atardeceres,
me deslumbran el verde, las marimbas
y el ruido de la lluvia
hermanándose con mi húmedo vientre,
cuando todo es más suave y luminoso.

Crezco y no aprendo a crecer,
no me desilusiono, Leer el resto de esta entrada »

8 de Marzo: Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

OCHO DE MARZO

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras
en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos despidió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género

Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hizo lodo
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, surgiremos.

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

Gioconda Belli

Esto es Amor: Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

image1 (11)

ESTO ES AMOR, Gioconda Belli

“Esto es amor, quien lo probó, lo sabe”
(Lope de Vega)

La mente se resiste a olvidar las cosas hermosas,
se aferra a ellas y olvida todo lo doloroso,
mágicamente anonadada por la belleza.

No recuerdo discursos contra mis débiles brazos,
guardando la exacta dimensión de tu cintura;
recuerdo la suave, exacta, lúcida transparencia de tus manos,
tus palabras en un papel que encuentro por allí,
la sensación de dulzura en las mañanas.

Lo prosaico se vuelve bello
cuando el amor lo toca con sus alas de Fénix,
ceniza de mi cigarro que es el humo
después de hacer el amor,
o el humo compartido,
quitado suavemente de la boca sin decir nada,
íntimamente conociendo que lo del uno es del otro
cuando dos se pertenecen. Leer el resto de esta entrada »

Del por qué Gioconda Belli es mi escritora favorita

Posted on Actualizado enn

La poesía de Gioconda Belli ha marcado muchas de las etapas de mi vida. La descubrí a los 24 años, terminando una relación muy larga, de grandes cambios físicos y emocionales y en la que por primera vez tuve conciencia de que muchos de los significados aprendidos de femineidad y lo femenino, no eran los mismos para la gran mayoría.En lo personal, vengo de familias donde todas las mujeres (hasta mis abuelas) trabajaban, de un colegio de mujeres laico y tengo solo una hermana. Tuve la suerte de tener profesoras con un marcado feminismo y que nos educaron sin encasillarnos en los roles tradicionales.

Por eso, y quizás solo hasta los 24, no conocí de diferencias entre hombres y mujeres más allá de la biológica. Nunca sentí discriminación, y la conducta y el deber ser, los aceptaba sin cuestionarme mucho. Fue en esa etapa, donde me encontré con la poesía de la Belli en Internet. En Chile, hasta ese momento, no había nada publicado de ella. Me gustó tanto, que en la primera oportunidad que tuve, me compré todos sus libros de poesía en Argentina. Desde esa época me ha acompañado, y cada vez que la releo le encuentro nuevos significados.

La poesía de la Belli, tiene como tema central a la mujer, pero la desarrolla a partir de su propia experiencia, por lo que también uno puede apreciar cómo crece, evoluciona y madura en sus temáticas. En los poemas de Gioconda Belli es posible encontrar expresado en un lenguaje cotidiano, una identidad femenina, que ha estado en proceso de concientización y cuestionamiento de luchas de teorías feministas, que busca cambiar su papel como sujeto social y discursivo en un contexto patriarcal. La autora es consciente, valora y bendice su condición de mujer, y de muchos de sus roles tradicionales. Es capaz de reconocer la belleza de su cuerpo, sin caer en la cosificación del mismo, así como también de otorgarles un valor fundamental a características y roles asociados a lo femenino, sin que por ello, no intente reivindicar el espacio de igualdad con los hombres.

Cuestiona y reinventa una nueva historia a través de sus poemas, partiendo desde voces pasadas para deconstruir los pilares de patriarcado, describir el presente, y encontrar un nuevo significado a la condición de mujer, donde se siente parte del movimiento feminista. A diferencia de otras activistas de teorías de género, ella no reniega su biología, sino que la celebra y la enaltece. Tampoco ve al hombre como un adversario, sino a la historia y las ideologías. No destruye ni rechaza del todo los roles tradicionales. Más bien los redefine y corrige. Muestra además, en su lucha interna, la lucha de muchas mujeres por cumplir roles que no son compatibles, o que fueron enseñados de distinta manera. Dichas contradicciones internas se expresan en muchos de sus poemas, donde es la misma autora quien sitúa a la mujer en un rol pasivo, inactivo, pero a va empoderándose a través de la progresión de los textos. Leer el resto de esta entrada »

Ahora Vamos Envueltos en Consignas Hermosas : Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

 Las mañanas cambiaron su signo conocido. Ahora el agua, su tibieza, su magia soñolienta es diferente. Ahora oigo desde que mi piel conoce que es de día, cantos de tiempos clandestinos sonando audaces, altos desde la mesa de noche y me levanto y salgo y veo “compas” atareados lustrando sus botas o alistándose para el día bajo el sol. Ya no hay oscuridad, ni barricadas, ni abuso del espejo retrovisor para ver si me siguen.

Ahora mi aire de siempre es mas mi aire y este olor a tierra mojada y los lago s allá y las montañas pareciera que han vuelto a posarse en su lugar, a enraizarse, a sembrarse de nuevo. Ya no huele a quemado, y no es la muerte una conocida presencia esperando a la vuelta de cualquier esquina. He recuperado mis flores amarillas y estos malinches de mayo son mas rojos y se desparraman de gozo reventados contra el rojinegro de las banderas.

Ahora vamos envueltos en consignas hermosas, desafiando pobrezas, esgrimiendo voluntades contra malos augurios y esta sonrisa cubre el horizonte, se grita en valles y lagunas, lava lagrimas y se protege con nuevos fusiles.

Ya se unió la Historia al paso triunfal de los guerreros y yo invento palabras con que cantar, nuevas formas de amar, vuelvo a ser, soy otra vez, por fin otra vez, soy. 

De La Mujer al Hombre (Gioconda Belli)

Posted on

 

Dios te hizo hombre para mí.
Te admiro desde lo más profundo
de mi subconsciente
con una admiración extraña y desbordada
que tiene un dobladillo de ternura.
Tus problemas, tus cosas
me intrigan, me interesan
y te observo
mientras discurres y discutes
hablando del mundo
y dándole una nueva geografía de palabras
Mi mente esta covada para recibirte,
para pensar tus ideas
y darte a pensar las mías;
te siento, mi compañero, hermoso
juntos somos completos
y nos miramos con orgullo
conociendo nuestras diferencias
sabiéndonos mujer y hombre
y apreciando la disimilitud
de nuestros cuerpos.

 

Gioconda Belli: Consejos para la mujer fuerte 

Posted on Actualizado enn

cropped-mujer-fuerte-republicana-sarah-abilleira2Si eres una mujer fuerte

protégete de las alimañas que querrán
almorzar tu corazón.
Ellas usan todos los disfraces de los carnavales de la tierra:
se visten como culpas, como oportunidades, como precios que hay que pagar.
Te hurgan el alma; meten el barreno de sus miradas o sus llantos
hasta lo más profundo del magma de tu esencia
no para alumbrarse con tu fuego
sino para apagar la pasión
la erudición de tus fantasías.
Si eres una mujer fuerte
tienes que saber que el aire que te nutre
acarrea también parásitos, moscardones,
menudos insectos que buscarán alojarse en tu sangre
y nutrirse de cuanto es sólido y grande en ti.
No pierdas la compasión, pero témele a cuanto conduzca
a negarte la palabra, a esconder quién eres,
lo que te obligue a ablandarte
y te prometa un reino terrestre a cambio
de la sonrisa complaciente.
Si eres una mujer fuerte
prepárate para la batalla:
aprende a estar sola
a dormir en la más absoluta oscuridad sin miedo
a que nadie te tire sogas cuando ruja la tormenta
a nadar contra corriente.
Entrénate en los oficios de la reflexión y el intelecto
Lee, hazte el amor a ti misma, construye tu castillo
rodealo de fosos profundos
pero hazle anchas puertas y ventanas
Es menester que cultives enormes amistades
que quienes te rodean y quieran sepan lo que eres
que te hagas un círculo de hogueras y enciendas en el centro de tu habitación
una estufa siempre ardiente donde se mantenga el hervor de tus sueños.
Si eres una mujer fuerte
protégete con palabras y árboles
e invoca la memoria de mujeres antiguas.
Has de saber que eres un campo magnético
hacia el que viajarán aullando los clavos herrumbados
y el oxido mortal de todos los naufragios.
Ampara, pero ampárate primero
Guarda las distancias
Constrúyete. Cuidate
Atesora tu poder
Defiéndelo
Hazlo por ti
Te lo pido en nombre de todas nosotras.

 

Algunas de las mil formas de amar: poesía

Posted on Actualizado enn

parejas_enamoradas_3Ya que llega pronto el día a que muchos le gusta regalar corazones y acordarse del romanticismo, va la versión ImaFEMario del amor. Quizás porque lo que más humanos nos hace es a cuántas emociones diferentes llamamos amor.

DULCE MARÍA LOYNAZ

Si me quieres, quiéreme entera

(De Versos, 1920-1938)
Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

GABRIELA MISTRAL

Vergüenza
(De Desolación, 1922)
Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje el río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas.
Ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Ninguna piedra en el camino hallaste
más desnuda de luz en la alborada
que esta mujer a la que levantaste,
porque oíste su canto, la mirada.

Yo callaré para que no conozcan,
mi dicha los que pasan por el llano,
en el fulgor que da a mí frente tosca
y en la tremolación que hay en mi mano…

Es noche y baja a la hierba el rocío;
mírame largo y habla con ternura,
¡que mañana al descender al río
la que besaste llevará hermosura!
GIOCONDA BELLI (de Sobre la Grama, 1972)

Manuscrito

Voy a escribir la historia de mi cuerpo entre tus manos. Me fue naciendo como una nueva muda de culebra. Floreció bajo el sol y se llenó de begonias, bromelias y cometas ante tus ojos y mis ojosaso mbrados. Mi cuerpo, cuando lo cercan tus brazos, se convierte en caballo, en yegua y sale a galopar por el placer de un beso. Se llena de hiedra para escalar las paredes de tu corazón y cubrirlo de susurros nacidos desde la misma entraña de la tierra. Mi cuerpo con
todos sus resquicios impredecibles, rasga la noche con su cantar de guitarra del monte y enciende la oscuridad con su brillo de luciérnaga. Se pierde en vos con el abandono de un niño y abre sus ventanas de par en par para recibir la honda caricia, el pensamiento convertido en libélula alada, incitando a la selva a despertarse con su crujido de amas. Mi cuerpo se vuelve planeta inexplorado donde posa el tuyo su navío del espacio; tiembla con la energía de un nuevo
continente que se formó después de cataclismos sin nombre y sin historia.

Mi cuerpo desde siempre parece haberte querido, haberte estado esperando.

Se ha revelado desnudándose como una cueva que necesitara de tu palabra para abrir su secreto ante la magia de tu sonrisa, de tu cercanía, ante vos que te sabías la combinación oculta desde antes de tener memoria.

ALFONSINA STORNI

Si la muerte quisiera
(De El dulce daño, 1918)

I

Tú como yo, viajero, en un día cualquiera
Llegamos al camino sin elegir la acera.
Nos pusimos un traje como el que llevan todos
Y adquirimos su aspecto, sus costumbres, sus modos.

Hemos andado mucho, sujetados por riendas
Invisibles, los ojos fatigados de vendas
Tenemos en las manos un poco de cicuta ,
Perdimos de la lengua el sabor de la fruta
Y sabemos que un día seremos olvidados
Por la vida, viajero, totalmente borrados.

Y tú y yo conocimos las selvas olorosas…
Y tú y yo no atinamos jamás a cortar rosas .

Leer el resto de esta entrada »