Gioconda Belli

Gioconda Belli: Consejos para la mujer fuerte 

Posted on Actualizado enn

cropped-mujer-fuerte-republicana-sarah-abilleira2Si eres una mujer fuerte

protégete de las alimañas que querrán
almorzar tu corazón.
Ellas usan todos los disfraces de los carnavales de la tierra:
se visten como culpas, como oportunidades, como precios que hay que pagar.
Te hurgan el alma; meten el barreno de sus miradas o sus llantos
hasta lo más profundo del magma de tu esencia
no para alumbrarse con tu fuego
sino para apagar la pasión
la erudición de tus fantasías.
Si eres una mujer fuerte
tienes que saber que el aire que te nutre
acarrea también parásitos, moscardones,
menudos insectos que buscarán alojarse en tu sangre
y nutrirse de cuanto es sólido y grande en ti.
No pierdas la compasión, pero témele a cuanto conduzca
a negarte la palabra, a esconder quién eres,
lo que te obligue a ablandarte
y te prometa un reino terrestre a cambio
de la sonrisa complaciente.
Si eres una mujer fuerte
prepárate para la batalla:
aprende a estar sola
a dormir en la más absoluta oscuridad sin miedo
a que nadie te tire sogas cuando ruja la tormenta
a nadar contra corriente.
Entrénate en los oficios de la reflexión y el intelecto
Lee, hazte el amor a ti misma, construye tu castillo
rodealo de fosos profundos
pero hazle anchas puertas y ventanas
Es menester que cultives enormes amistades
que quienes te rodean y quieran sepan lo que eres
que te hagas un círculo de hogueras y enciendas en el centro de tu habitación
una estufa siempre ardiente donde se mantenga el hervor de tus sueños.
Si eres una mujer fuerte
protégete con palabras y árboles
e invoca la memoria de mujeres antiguas.
Has de saber que eres un campo magnético
hacia el que viajarán aullando los clavos herrumbados
y el oxido mortal de todos los naufragios.
Ampara, pero ampárate primero
Guarda las distancias
Constrúyete. Cuidate
Atesora tu poder
Defiéndelo
Hazlo por ti
Te lo pido en nombre de todas nosotras.

 

Anuncios

Algunas de las mil formas de amar: poesía

Posted on Actualizado enn

parejas_enamoradas_3Ya que llega pronto el día a que muchos le gusta regalar corazones y acordarse del romanticismo, va la versión ImaFEMario del amor. Quizás porque lo que más humanos nos hace es a cuántas emociones diferentes llamamos amor.

DULCE MARÍA LOYNAZ

Si me quieres, quiéreme entera

(De Versos, 1920-1938)
Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

GABRIELA MISTRAL

Vergüenza
(De Desolación, 1922)
Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje el río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas.
Ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Ninguna piedra en el camino hallaste
más desnuda de luz en la alborada
que esta mujer a la que levantaste,
porque oíste su canto, la mirada.

Yo callaré para que no conozcan,
mi dicha los que pasan por el llano,
en el fulgor que da a mí frente tosca
y en la tremolación que hay en mi mano…

Es noche y baja a la hierba el rocío;
mírame largo y habla con ternura,
¡que mañana al descender al río
la que besaste llevará hermosura!
GIOCONDA BELLI (de Sobre la Grama, 1972)

Manuscrito

Voy a escribir la historia de mi cuerpo entre tus manos. Me fue naciendo como una nueva muda de culebra. Floreció bajo el sol y se llenó de begonias, bromelias y cometas ante tus ojos y mis ojosaso mbrados. Mi cuerpo, cuando lo cercan tus brazos, se convierte en caballo, en yegua y sale a galopar por el placer de un beso. Se llena de hiedra para escalar las paredes de tu corazón y cubrirlo de susurros nacidos desde la misma entraña de la tierra. Mi cuerpo con
todos sus resquicios impredecibles, rasga la noche con su cantar de guitarra del monte y enciende la oscuridad con su brillo de luciérnaga. Se pierde en vos con el abandono de un niño y abre sus ventanas de par en par para recibir la honda caricia, el pensamiento convertido en libélula alada, incitando a la selva a despertarse con su crujido de amas. Mi cuerpo se vuelve planeta inexplorado donde posa el tuyo su navío del espacio; tiembla con la energía de un nuevo
continente que se formó después de cataclismos sin nombre y sin historia.

Mi cuerpo desde siempre parece haberte querido, haberte estado esperando.

Se ha revelado desnudándose como una cueva que necesitara de tu palabra para abrir su secreto ante la magia de tu sonrisa, de tu cercanía, ante vos que te sabías la combinación oculta desde antes de tener memoria.

ALFONSINA STORNI

Si la muerte quisiera
(De El dulce daño, 1918)

I

Tú como yo, viajero, en un día cualquiera
Llegamos al camino sin elegir la acera.
Nos pusimos un traje como el que llevan todos
Y adquirimos su aspecto, sus costumbres, sus modos.

Hemos andado mucho, sujetados por riendas
Invisibles, los ojos fatigados de vendas
Tenemos en las manos un poco de cicuta ,
Perdimos de la lengua el sabor de la fruta
Y sabemos que un día seremos olvidados
Por la vida, viajero, totalmente borrados.

Y tú y yo conocimos las selvas olorosas…
Y tú y yo no atinamos jamás a cortar rosas .

Leer el resto de esta entrada »

El intenso calor de la luna: Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

el intenso calor de la lunaHace unos años atrás, recuerdo haber leído a un “crítico literario”, referirse a una novela de una escritora chilena, como “una novela más que cuenta de problemas existencialistas de mujeres burguesas”. No recuerdo al emisor de tamaña brutalidad (o quizás inconscientemente decidí olvidarlo), pero sí recuerdo lo violentada que me sentí como mujer y como lectora.

El Intenso Calor de la Luna, de Gioconda Belli, su última novela, (Seix Barral), tiene como eje central la historia de Emma, una mujer de 48 años, burguesa (qué crimen), que cuenta desde una posición femenina, cómo la llegada de la menopausia y el nido vacío, trastoca su vida, cuestiona su femineidad y su posición en la vida. Su existencia. Esos problemas que pareciera que son tan repetidos, insufribles, y poco entendidos para muchos que se quejan de no entender al sexo femenino. Por suerte, las mujeres estamos leyendo cada vez más, por suerte, la brecha educacional se está disminuyendo en comparación con los años de escolaridad masculinos. Por suerte, cada vez son más las mujeres escritoras que escriben sobre temáticas femeninas, para un público cada vez más demandante. Y todo esto ha obligado a las editoriales a publicar cada vez más libros escritos por autoras que se atreven a abrir este invisible mundo.

La historia de Emma, aunque narrada maravillosamente, casi pareciera irrelevante. Los hechos, las hazañas, los (des)encuentros sexuales, el desvanecimiento de un matrimonio, quedan escondidos, detrás de las profundas reflexiones que hace la Belli acerca de una etapa de la vida de la mujer que ha sido poco tratada y más bien escondida en ese mundo privado donde pareciera debiera estar el rol aceptado socialmente para la mujer en ese estado: la menopausia.

El libro se cuestiona porqué por el hecho de perder la capacidad de reproducirnos, nos sentimos menos mujer. Por qué ésa es una realidad que cuesta sacarse de la cabeza cuando son años de construcciones y creencias basadas en imágenes de mujeres bigotudas y asexuadas en quien supuestamente se transforman quienes pierden la menstruación.

Mención aparte, el personaje de Jeanina, la ginecóloga, voz detrás de la cual se esconde la Belli, para romper como una ráfaga con unos cuántos paradigmas acerca de la menopausia:

“Esta es tu hora de ser más mujer, de ser sólo mujer, enteramente mujer, de ser para vos misma y descubrir que tu poder no reside en bailar la danza del apareamiento, ni de tener las plumas más vistosas. Tu poder no depende de la sexualidad; disfrutá de ella, pero no reside allí. ¿Sabes cuál es nuestro capital, nuestra mina de diamantes? El amor. No te estoy hablando en términos románticos. Lo que las mujeres poseemos en abundancia es una innata capacidad de dar y recibir amor.”

“Pensalo, Emma. No has perdido nada, nada absolutamente. Ya tuviste tus hijos. El ciclo de la fertilidad ya no es necesario, la regla tampoco. Es tu tiempo ahora. Y el poder que desarrollaste en todos estos años practicando el amor hacia afuera está intacto y maduro; es una capacidad extraordinaria que te afinó como un magnífico instrumento para que ahora vos hagás la música por el puro placer de oírla.”

Este no es un libro para mujeres menopáusicas. Es para todos. Para aquellas mujeres jóvenes que no tienen consciencia del potencial oculto en su cuerpo, para aquellas, que aún nos estamos construyendo en la etapa del “amor hacia afuera”, para que no nos perdamos de nosotras mismas, para aquellas, que ya están en esa etapa, es una invitación al goce, a entender que la vida, sabiamente, nos devolverá la mano a todas con un tiempo para nosotras mismas. Pero también, para todos aquellos hombres que quieran realmente ver a una mujer en su totalidad. Absolutamente recomendable.

Gioconda Belli: Manifiesto de PIE (El País de las Mujeres, fragmento)

Posted on Actualizado enn

Capturadepantalla2010-07-28alas11.17.17

MANIFIESTO DEL PARTIDO DE LA IZQUIERDA ERÓTICA (PIE)

1. Somos un grupo de mujeres preocupadas por el estado de ruina y desorden de nuestro país. Desde que esta nación se fundó los hombres han gobernado con mínima participación de las mujeres, de allí que nos atrevamos a afirmar que es la gestión de ellos la que ha sido un fracaso. De todo nos han recetado nuestros ilustres ciudadanos: guerras, revoluciones, elecciones limpias, elecciones sucias, democracia directa, democracia electorera, populismo, casi-fascismo, dictadura, dicta blanda. Hemos sufrido hombres que hablaban bien y otros que hablaban mal; gordos, flacos, viejos y jóvenes, hombres simpáticos y hombres feos, hombres de clase humilde y de clase rica, tecnócratas, doctores, abogados, empresarios, banqueros, intelectuales. Ninguno de ellos ha podido encontrarle el modo a las cosas y nosotras, las mujeres, ya estamos cansadas de pagar los platos rotos de tanto gobierno inepto, corrupto, manipulador, barato, caro, usurpador de funciones, irrespetuoso de la constitución. De todos los hombres que hemos tenido no se hace uno. Por eso nosotras hemos decidido que es hora de que las mujeres digamos: SE ACABÓ.

2. De todas es conocido que las mujeres somos duchas en el arte de limpiar y manejar los asuntos domésticos. Nuestra habilidad es la negociación, la convivencia y el cuido de las personas y las cosas. Sabemos más de la vida cotidiana que muchos de nuestros gobernantes que ni se acercan a un mercado; sabemos lo que está mal en el campo y lo que está mal en la ciudad, conocemos las intimidades de quienes se las dan de santos, sabemos de qué arcilla están hechos los varones porque de nosotras salieron aún los peores, ésos que la gente libra de culpa cuando los llama hijos de mala madre.

3. Por todo lo anterior, hemos considerado que para salvar este país las mujeres tenemos que actuar y poner orden a esta casa destartalada y sucia que es nuestra Patria, tan Patria nuestra como de cualquiera de esos que mal han sabido llevar los pantalones y que la han entregado, deshonrado, vendido, empeñado y repartido como se repartieron los ladrones las vestiduras de Jesucristo (q.e.p.d.) Leer el resto de esta entrada »

Nueva Tesis Feminista (Gioconda Belli)

Posted on

Mujer acostada en la calle-553819

Nueva tesis feminista

¿Cómo decirte
hombre
que no te necesito?
No puedo cantar a la liberación femenina
si no te canto
y te invito a descubrir liberaciones conmigo.
No me gusta la gente que se engaña
diciendo que el amor no es necesario
-“témeles, yo le tiemblo”;
Hay tanto nuevo que aprender,
hermosos cavernícolas que rescatar,
nuevas maneras de amar que aún no hemos inventado.
A nombre propio declaro
que me gusta saberme mujer
frente a un hombre que se sabe hombre,
que sé de ciencia cierta
que el amor
es mejor que las multi-vitaminas,
que la pareja humana
es el principio inevitable de la vida,
que por eso no quiero jamás liberarme del hombre;
lo amo
con todas sus debilidades
y me gusta compartir con su terquedad
todo este ancho mundo
donde ambos nos somos imprescindibles.
No quiero que me acusen de mujer tradicional
pero pueden acusarme
tantas como cuantas veces quieran
de mujer.

Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn


20131219-160301.jpg

ESTO ES AMOR

“Esto es amor, quien lo probó, lo sabe”

(Lope de Vega)

La mente se resiste a olvidar las cosas hermosas,
se aferra a ellas y olvida todo lo doloroso,
mágicamente anonadada por la belleza.

No recuerdo discursos contra mis débiles brazos,
guardando la exacta dimensión de tu cintura;
recuerdo la suave, exacta, lúcida transparencia de tus manos,
tus palabras en un papel que encuentro por allí,
la sensación de dulzura en las mañanas.

Leer el resto de esta entrada »

Gioconda Belli

Posted on Actualizado enn

Gioconda-Belli_MUJIMA20100928_0032_25

Por lejos, la Gioconda Belli, escritora nicaragüense, es mi autora favorita. Su temática es completamente femenina, y habla desde las entrañas sin pudores mal entendidos.

Su poesía, recorre muchos de sus propias luchas, desde guerrillera, el exilio, hasta sus roles de amante, madre, hija y ser político. Una mujer con muchas facetas, pero cuya sensibilidad me toca en lo más profundo a través de las palabras, donde en más de una de sus historias, uno se encuentra y reconoce.

Está claro que para llegar va la Belli, es más fácil aprehenderla si eres mujer, pero no se engañen, cualquier hombre que es capaz de mirar más allá, sabrá reconocer, que detrás de esas palabras tan íntimas, puede encontrar caminos para lo que siempre buscan: entender a las mujeres.

Ella no es cualquier mujer, está claro. Pero sí una que supo capturar con sus escritos y su vida, muchas pinceladas de hacia dónde vamos, lo que queremos lograr y lo que no esperamos perder jamás. Leer el resto de esta entrada »