Juana de América

Juana de Ibarbourou: de luz y sombras

Posted on

Juana de Ibarbourou es  la poetisa uruguay más célebre, y llegó a ser considerada una de las mejores de América. Nació en la ciudad de Melo, departamento de Cerro Largo, el 8 de marzo de 1892.  Vivió en su ciudad natal hasta los 18 años, y fue allí donde comenzó a escribir. En su libro Chico Carlo refleja sus vivencias de la niñez. Actualmente, su casa del Departamento de Cerro Largo funciona como museo.

Su nombre real era Juana Fernández Morales, pero a los veinte años se casó con el capitán Lucas de Ibarbourou y adoptó su apellido como seudónimo. Es conocida también como Juana de América por la popularidad alcanzada en el continente. Su padre era oriundo de Lourenzá (Lugo), España, ciudad donde la Biblioteca Municipal lleva actualmente su nombre.

La carrera de Juana de Ibarbourou tuvo mucho vértigo desde el comienzo. Tres años después de casarse,  se trasladó a Montevideo, donde vivió desde entonces. La adaptación al ruido y al estilo de vida acelerado de la capital uruguaya fue una transición muy penosa. Con el paso del tiempo llegó a enamorarse de la ciudad.  Sus primeros poemas aparecieron en periódicos, principalmente en La Razón, de la capital uruguaya. Comenzó su larga travesía lírica con los poemarios Lenguas de diamante (1919), El cántaro fresco (1920) y Raíz salvaje (1922), todos ellos muy marcados por el modernismo, que expresó con abundancia de imágenes sensoriales y cromáticas, alusiones bíblicas y míticas, aunque siempre con un acento singular.

Sin título

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios