marketing para mujeres

Fearless Girl: nos cansamos de tener miedo

Posted on Actualizado enn

Fearless-Girl

Fearless Girl (Niña sin miedo), es una de las campañas más inspiradoras y con mayor repercusión de los últimos tiempos.  Fearless Girl apareció justo antes del día de la mujer, el 7 de Marzo del 2017, y fue concebida por un par de badasses de las comunicaciones: Tali Gumbiner, copywriter senior, y Lizzie Wilson, Directora de Arte senior, ambas de McCann NY.

La primera especialidad que tuve fue en Marketing y el mensaje de esta campaña me sobrecogió y dio sentido a muchas de las teorías que uno aprende en libros- de l@s que hemos estado ligados a las comunicaciones de alguna forma- pero esta, en lo particular, tenía un sentido personal, comunitario… no comercial.

fearless

Esta Niña, de ojos bien abiertos, mentón en alto, labios cerrados y brazos en la cintura – que esperan desafiantes- representa un futuro móvil que va creciendo. Hoy es una niña, pero en unos años más será una mujer. Su paso no es algo inerte, pues el viento moldea su pelo y su vestimenta. Ella está avanzando a pesar de su aparente pasividad.

Ella sabe que ya no necesita gritar -por algo sus labios están cerrados- ni siquiera levantar el puño como la provocación que ocupamos sus antecesoras. Su mera presencia, llena de valentía y ganas, son suficientes para enfrentarse a este mundo masculino. Le basta ser ella, tal como ha sido para los hombres desde hace infinitos años atrás.

Fearless Girl no trata de esconder su femenidad. La lleva con orgullo en una falda corta. Una cola de caballo, moño o coleta. Ni si quiera -aún- es mujer, es una niña.  Y no existe un ápice de agresividad, mucho menos de sexualidad, sino de expectación frente a este toro, cuatro veces su tamaño, que ha representado por casi un siglo el poderío económico y masculinopp dentro de Nueva York.

Este toro que en medio de los adoquines de Wall Street, ha sido símbolo del capitalismo, y muy probablemente, sin saberlo, del patriarcado. Sus testículos relucientes de color oro de todo lo que han sido tocados como sinónimo de prosperidad económica, son una clara señal. Pero se quedó ahí, mirando de medio lado a la niña, como sin saber qué hacer. Y representan la postura de tantos hombres hoy que no se atreven a preguntar o hacer algo más. Tienen el poder para generar cambios, pero lo esquivan.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios