personal

Ni una menos

Posted on Actualizado enn


A propósito de Florencia, que con solo 9 años, le arrancaron de cuajo la inocencia y la vida con solo unos minutos de diferencia; a propósito de Lucía, al otro lado de la cordillera, que al no poder creer que había muerto empalada, tuve que googlear su significado para confirmarlo.A propósito de María José y  Marina, que por cumplir un sueño, terminaron con todos encerrados en bolsas de basura en una playa de Ecuador. A propósito de Susana Chavez, poeta mexicana, quién denunció los asesinatos sistemáticos de las mujeres en Juárez, e inicia la campaña en 1995, “Ni una Menos, Ni una muerta más”, y a pesar de su lucha, fue asesinada y violada por tres hombres de 17 años el 2011. A propósito de Lorenza Cayuhan, que dio a luz por cesárea engrillada. A propósito de todas las que sufren cualquier tipo de violencia en silencio. A propósito de ellas, de otras, de tantas, de todas, de mi.

BASTA.

El femicidio es la última etapa del machismo. Y se está volviendo cada vez más cruel y violento. Cualquiera que justifique el machismo, está, quiéralo a no, justificando actos de violencia que terminan en muerte. Pero es cierto que todos nosotros hemos sido criados y construidos como adultos con algún grado de machismo. Y ojo, con esto no me refiero a que una mujer por voluntad y opción personal decida quedarse en su casa, al cuidado de sus hijos. O el que quiera, te invite a comer o abra la puerta del auto. No. Eso no es machismo. Leer el resto de esta entrada »

Recorrido

Posted on Actualizado enn

Deseo poder alcanzar aquellos días en que solo podíamos hablarnos si nos mirábamos a los ojos.

Cuando una visita siempre implicaba una invitación a recorrer, ya sea porque el camino para llegar era muy largo o los medios demasiado escondidos. 

Y el destino era tan difuso, que el final, mezclaba parte del viaje con un destino no conocido. Y en el momento,  se revelaba que nada es inmediato y mucho ya lo habías construido. 

Porque -al llegar- cada cosa que uno hace es tan trivial como el esfuerzo y el reflejo de lo conocido.

Hoy, que muchas veces me abofetea la confusión de que -como existe lo fácil- lo verdadero debiese ser derecho adquirido, te doy gracias, recorrido. 

Imafemario. 

Del por qué Gioconda Belli es mi escritora favorita

Posted on Actualizado enn

La poesía de Gioconda Belli ha marcado muchas de las etapas de mi vida. La descubrí a los 24 años, terminando una relación muy larga, de grandes cambios físicos y emocionales y en la que por primera vez tuve conciencia de que muchos de los significados aprendidos de femineidad y lo femenino, no eran los mismos para la gran mayoría.En lo personal, vengo de familias donde todas las mujeres (hasta mis abuelas) trabajaban, de un colegio de mujeres laico y tengo solo una hermana. Tuve la suerte de tener profesoras con un marcado feminismo y que nos educaron sin encasillarnos en los roles tradicionales.

Por eso, y quizás solo hasta los 24, no conocí de diferencias entre hombres y mujeres más allá de la biológica. Nunca sentí discriminación, y la conducta y el deber ser, los aceptaba sin cuestionarme mucho. Fue en esa etapa, donde me encontré con la poesía de la Belli en Internet. En Chile, hasta ese momento, no había nada publicado de ella. Me gustó tanto, que en la primera oportunidad que tuve, me compré todos sus libros de poesía en Argentina. Desde esa época me ha acompañado, y cada vez que la releo le encuentro nuevos significados.

La poesía de la Belli, tiene como tema central a la mujer, pero la desarrolla a partir de su propia experiencia, por lo que también uno puede apreciar cómo crece, evoluciona y madura en sus temáticas. En los poemas de Gioconda Belli es posible encontrar expresado en un lenguaje cotidiano, una identidad femenina, que ha estado en proceso de concientización y cuestionamiento de luchas de teorías feministas, que busca cambiar su papel como sujeto social y discursivo en un contexto patriarcal. La autora es consciente, valora y bendice su condición de mujer, y de muchos de sus roles tradicionales. Es capaz de reconocer la belleza de su cuerpo, sin caer en la cosificación del mismo, así como también de otorgarles un valor fundamental a características y roles asociados a lo femenino, sin que por ello, no intente reivindicar el espacio de igualdad con los hombres.

Cuestiona y reinventa una nueva historia a través de sus poemas, partiendo desde voces pasadas para deconstruir los pilares de patriarcado, describir el presente, y encontrar un nuevo significado a la condición de mujer, donde se siente parte del movimiento feminista. A diferencia de otras activistas de teorías de género, ella no reniega su biología, sino que la celebra y la enaltece. Tampoco ve al hombre como un adversario, sino a la historia y las ideologías. No destruye ni rechaza del todo los roles tradicionales. Más bien los redefine y corrige. Muestra además, en su lucha interna, la lucha de muchas mujeres por cumplir roles que no son compatibles, o que fueron enseñados de distinta manera. Dichas contradicciones internas se expresan en muchos de sus poemas, donde es la misma autora quien sitúa a la mujer en un rol pasivo, inactivo, pero a va empoderándose a través de la progresión de los textos. Leer el resto de esta entrada »

Cristina Masjuan: mi abuela, mi Tita

Posted on Actualizado enn

Desde mis primeros recuerdos, tú siempre estabas en tu casa en Tobalaba, donde tus nietos jugábamos a la escondida alrededor de los parrones, donde me llevé mi primera gran impresión cuando me contaste que en la pieza con un papel tapiz de perros que me impresionaba desde que nací, había sido la misma -con los mismos perros- donde había dormido mi papá. No cabía en mi cabeza de 4 años que fuese posible que un papel fuera tan viejo. Soñaba con todos esos perros cuidándome mientras dormía y lo encontraba absolutamente maravilloso.

Nos enseñaste a jugar cartas a cada uno de tus nietos, incluso a más de algún bisnieto. Con el tiempo, todos nos dimos cuenta que  no eras muy buena perdedora, lo que hacía que al final termináramos molestándote y riéndonos por eso. Así y todo y, a pesar de las risas, nunca reconocías estar picada. 

Te recuerdo haciendo cualquier puzzle que pasó por tus manos, ya eran tantos los resueltos, que te sabías hasta las respuestas más impresionantes. Me decías que eso hacía la mente ágil, y por lo mismo, me retabas si usaba la calculadora para cualquier cosa: “Hay que hacer trabajar la mente, porque se duerme mijita, SE DUERME!!”. Leer el resto de esta entrada »