teoria king kong

Virginie Despentes: Teoría King Kong

Posted on Actualizado enn

“Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las mal folladas, las infollables, las histéricas, las taradas, todas las excluidas del gran mercado de la buena chica. Y empiezo por aquí para que las cosas queden claras: no me disculpo de nada, ni vengo a quejarme. No cambiaría mi lugar por ningún otro, porque ser Virginie Despentes me parece un asunto más interesante que ningún otro.”

Así parte este libro, que no es novela, ni biografía, más bien un manifiesto. Me imagino que cuando intentas introducir un libro y atrapar al lector, estas frases son poderosas. Siendo que creo no sentirme, hoy, parte de ese grupo, en más de alguna oportunidad me lo han hecho sentir. Como a la mayoría de las mujeres, aunque no lo sepamos reconocer.

Virginie no se hizo famosa por este libro que hoy es casi un “deber ser”  de la ola feminista, sino que fue a través de un libro de nombre en español “Fóllame”, que en mis escasos recursos lingüísticos suena mucho más fuerte que el original : Baise Moi, que fue rechazado por 9 editoriales antes de ser un best seller, por considerarlo que rallaba en el porno, a pesar de estar basado de forma muy cercana a experiencias personales de la autora. Fue tal su éxito, que fue convertido en una polémica película (ni la he visto, ni leído, por ende no puedo opinar). De ahí en adelante, pudo lograr lo que muchas queremos: ser escuchadas, no importa si cuestionadas.

Porque Despentes logra eso. Ponerte en el borde. Cuestionar tus creencias. Te hace pensar en tomar una posición. Y no es fácil. Al menos no para mi a través de su libro. Virginie ofrece su postura en temas que el feminismo -como no es uno solo- no ha resuelto aún: Despentes comparte su propia experiencia para hablarnos sin tapujos ni concesiones sobre la prostitución, la violación, la represión del deseo, la maternidad y la pornografía, y para contribuir al derrumbe de los cimientos patriarcales de la sociedad actual. Habla sobre límites y cuando hablamos sobre ellos, no existe claridad. Cada un@ tendrá su opinión al respecto. Solo tengo certeza de dos cosas: la entiendo, pero no puedo opinar nada acerca de sus creencias desde mi vida ausente de tales experiencias. Entonces, ¿cómo construimos feminismo desde allí? Está más que claro que no puede ser desde la experiencia personal. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios